Características de un jardín japonés

conservación de jardines

Características de un jardín japonés

conservación de jardines

El jardín japonés es una de las más antiguas tradiciones del país nipón que se ha exportado a todo el mundo. Los servicios de conservación de jardines ya se han adaptado también a este tipo de jardines tradicionales de los templos budistas o capillas sintoístas, pero que también ha conseguido llegar hasta nuestro país gracias a la popularización de los jardines zen.

Has de tener en cuenta que el jardín japonés trata de llevar una parte de la naturaleza al ámbito doméstico, y por eso se trata de un jardín cerrado, como si en su interior se creará un microcosmos natural con el objetivo de llevar paz y serenidad a la vivienda. Como expertos en conservación de jardines te recordamos que este tipo de jardines suele estar cerrado con elementos naturales como cañas de bambú, brezo, caña o setos.

Desde Tecgarden te recordamos que uno de los elementos fundamental de los jardines japoneses son las rocas. Estas tienen un gran carácter simbólico: las rocas son una representación de un archipiélago (recordemos que Japón es un conjunto de islas) y por tanto simbolizan también el cosmos. El término shima en japonés significa roca, y es la misma palabra que se usa para el concepto de isla o archipiélago y se extiende también para denominar a todo el jardín.

Otro de los elementos fundamentales del jardín japonés es el agua. Esta simboliza la energía, la vitalidad y el flujo constante en la naturaleza. Has de tener en cuenta que lo que se  encuentra alrededor de las islas, simboliza el agua, incluso la gravilla o la arena.

En un jardín japonés no deben faltar otros elementos como una isla de verdad, es decir una zona de tierra o rocas rodeada de “agua”; un puente a la isla, una linterna normalmente de piedra que se utiliza para marcar el límite entre dos zonas o elementos distintos y una casa de té o pabellón.

Principios filosóficos.

Como hemos dicho, el jardín japonés pretende ser una representación de la naturaleza o del universo con el objetivo de llevar su armonía al ámbito doméstico, por este motivo su composición está regida por unos principios filosóficos tomados de la naturaleza.

  • Menos es más. En el jardín japonés el vacío juega un papel importante. El juego entre el vacío y los elementos es un símbolo del ying y el yang, el día y la noche, el blanco y el negro, lo bueno y lo malo. Las zonas de vacío simbolizan el agua, mientras que las plantas constituyen el “lleno”.
  • Equilibrio inestable. El Sakutei-ki es un texto del siglo XII que marca las pautas básicas para crear un jardín de estas características donde se establece que todo el jardín debe girar en torno al principio de equilibrio inestable entre el hombre, el cielo y la tierra. La idea es buscar la belleza en la imperfección del desorden, al igual que sucede en la naturaleza. Este tipo de jardín necesitará también un servicio de poda específico.
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.