Cómo podar los setos

Cómo podar los setos

conservación de jardines

Los setos son un elemento de referencia en el diseño de cualquier jardín, en cualquier caso, para que luzcan de forma adecuada es necesario que se encuentren en buen estado. La poda de setos es una labor fundamental en la conservación de jardines. Sin embargo, se trata de un trabajo que requiere de cierta técnica, por lo que lo más adecuado es que sea realizado por personal cualificado. Si bien es cierto, que existen ciertas pautas que deben conocerse y aplicarse para llevar a cabo la poda de setos, sin causar grandes destrozos.

En cuanto a la poda de este tipo de vegetación, el primer paso será decidir si queremos realizar una poda libre o una poda con forma. Uno de los factores más importantes para decantarse por una u otra opción es el tamaño del jardín. Si el espacio del que se dispone es amplio se puede dejar que los setos crezcan libremente, hasta completar su desarrollo. Lo que no quiere decir que no se deban podar, deberán recortarse todas las ramas que sobresalen, así como el ramaje enfermo o muerto. En algunos casos, los resultados de la poda libre se traducen en setos muy anchos, por lo que este tipo de técnica sólo es adecuado cuando se dispone de un gran espacio.

poda setos

Para mantener el seto con la forma deseada, es necesario podar de forma regular, lo que se conoce como la poda con forma. De no realizarse esta labor, tras cierto tiempo, el seto podría mostrar un aspecto descuidado y envejecido. Lo más habitual es que los setos que se podan presenten una forma más ancha por la base y más estrecha en su parte superior. El motivo es que la luz penetre hasta las ramas inferiores, ayudando a que el seto muestre un color más homogéneo. Aunque también se pueden podar los setos de forma uniforme, para que tengan la misma anchura tanto en la parte inferior, como superior. Si el seto es más ancho por arriba, la luz no llegará a las ramas de la base, deteriorando su aspecto.

En TecGarden, desde nuestra experiencia en la conservación de jardines, te recomendamos comenzar los trabajos de poda en la parte inferior del seto. Recortando, en primer lugar, los laterales y, por último, la parte superior del seto. En cualquier caso, conviene tener en cuenta ciertos cuidados como abonar de forma adecuada los setos. Al tratarse de un trabajo que requiere cierta técnica, la mejor solución será contar con ayuda profesional para que tu jardín luzca el mejor aspecto posible.

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.