Estanque de jardín: un elemento armónico para tu jardín

Estanque de jardín: un elemento armónico para tu jardín

Los beneficios de incluir un estanque en tu jardín incluyen conectarte con la naturaleza y crear un espacio donde broten nuevos ecosistemas. Un estanque le aporta un valor añadido a tu propiedad y equilibra la temperatura y humedad de sus alrededores. Además, proporciona el lugar ideal para el desarrollo de especies que ayudarán a mantener un espacio natural muy atractivo. Conocer que especie de peces incluir en un estanque de jardín es la mejor manera de controlar las larvas de mosquitos y mantener la limpieza del agua; además, saber que plantas acuáticas incluir en un estanque de jardín le dará un toque final muy distinguido.

Como construir un estanque de jardín

El primer paso para construir un estanque de jardín es obtener los permisos correspondientes. Será necesario contar con la aprobación del ayuntamiento local y tener permiso de obras menores para hacer realidad tu estanque. Lo más conveniente en estos casos es dejar la tramitación de los permisos y licencias en manos de una empresa como Tecgarden, que realizará todos los trámites por ti y conseguirá los permisos necesarios para que puedas comenzar a construir cuanto antes.

Donde colocar un estanque de jardín

Antes de comenzar con la construcción, es imprescindible saber dónde colocar un estanque de jardín. Como regla general, es importante construirlos en espacios abiertos que estén lejos de árboles de hoja caduca. Colocar un estanque debajo de este tipo de árboles implicará que las hojas caigan permanentemente en él ensuciando el agua con demasiada frecuencia. Una vez elegido el espacio, es fundamental cerciorarnos de que no pasen por él las tuberías de agua o gas ya que, si esto sucede, no podremos excavar allí, o bien tendremos que moverlas  a otro lugar. El estanque debe establecerse en un lugar iluminado, ya que el sol hará que proliferen las algas y plantas acuáticas y les brindará los nutrientes necesarios a los peces, pero que no reciba luz solar en exceso. Es necesario encontrar un buen equilibrio para que nuestro estanque prospere y, en este sentido, también debemos saber que profundidad debe tener un estanque de jardín.

Diseño general del estanque de jardín

Determinar que profundidad debe tener un estanque de jardín es indispensable para comenzar su construcción. Los estanques más grandes son los más fáciles de mantener y, por lo tanto, si cuentas con el espacio necesario, nada mejor que crear uno de grandes dimensiones. Delimitar el espacio con una soga o una cuerda te ayudará a visualizarlo en tu terreno. En cuanto a la profundidad, el tipo de suelo será un factor determinante, pero por lo general, entre 50 y 60 cm suele ser suficiente. El nivel de pH del agua tendrá que ser de entre 6,5 y 8,5 para que la vida y un nuevo ecosistema prosperen. Conocer que especie de peces incluir en un estanque de jardín es fundamental al momento de determinar su nivel de pH y los peces como el barbo, el pez dorado, la brema y el barbo dorado prosperarán muy bien allí. En cuanto a que plantas acuáticas incluir en un estanque de jardín, la flor de loto, la pita acuática, el jacinto de agua y el cálamo acuático son muy buenas alternativas. Con respecto a su diseño y la decoración, no temas ser creativo y experimentar con rocas, grava y plantas en los bordes del estanque. Además, ocultar el sistema de filtración con una pequeña estatua que tenga una cascada es una buena idea para hacerlo resaltar aún más

Pasos necesarios para construir un estanque de jardín

Saber cómo construir un estanque de jardín requiere mucha planificación. Luego de encontrar el lugar más adecuado para el estanque y de tener los permisos correspondientes, comenzará la etapa de la construcción. En esta etapa se excavará de acuerdo con los planes establecidos previamente y se colocarán los materiales necesarios, entre ellos, un forro de PVC para estanques, arena y piedras. Además del forro de PVC, es posible construirlos con hormigón o utilizar otras membranas impermeabilizantes. La bomba y el filtro de agua que nos permitirán mantener el agua limpia y un flujo constante son el próximo paso; la decoración y la inclusión de peces y plantas que compondrán nuestro estanque son el paso final. En este sentido, experimentar será la clave del éxito.

Incluir un estanque en el jardín de nuestra propia casa le da un valor añadido a un espacio que invitará a la relajación y la meditación. Este elemento natural es una de las últimas tendencias en decoración y presenta muchos beneficios para mantener un jardín equilibrado en el que la tranquilidad sea lo más importante. Si tienes dudas o necesitas ayuda para planificar y llevar a cabo la construcción de tu estanque de jardín, no dudes en contactar a Tecgarden que estará a disposición para lo que sea necesario.

Sin comentarios

Publicar un comentario