¿Son posibles los jardines sin mantenimiento?

Jardines de bajo mantenimiento

¿Son posibles los jardines sin mantenimiento?

¿Te has planteado alguna vez cómo podrías acondicionar tu patio o jardín y convertirlo en un remanso de paz y tranquilidad? ¿Quieres disfrutar de un espacio verde pero no tienes tiempo para cuidarlo? Y, si además de todo lo anterior crees que no tienes mano con las plantas, la mejor opción para ti son los jardines sin mantenimiento.

Te preguntarás cómo es posible crear un jardín sin mantenimiento y que, al mismo tiempo, sea bonito, agradable, acogedor e, incluso, exuberante.

Por dónde empezar

Hay que tener claro qué es un jardín con poco o nulo mantenimiento. Para considerarlo como tal no debe precisar mucha agua ni ser necesario invertir tiempo en tareas como podar, deshierbar, abonar…

Son muchas las opciones de diseño con las que se puede jugar según los gustos y necesidades o el atractivo y estética que le quieras dar. Algunos aspectos fundamentales a considerar son:

Sustituir la hierba o césped por otras opciones más adecuadas como piedras, gravas y gravillas, tierra o arena para el máximo aprovechamiento del riego. En estos casos es recomendable instalar priemero una malla anti malas hierbas y evitar así la proliferación de hierbajos.

Escoger plantas resistentes a las condiciones climatológicas o vegetación desértica a base de palmeras, plantas cactáceas o suculentas que suponen un significativo ahorro de agua.

Instalar riego por goteo, la forma más eficiente de mantener un jardín y no derrochar agua.

La colocación de césped artificial es una apuesta segura, pues no requiere cuidados especiales y contribuye a dar la nota de color verde que a todos nos gusta ver en un jardín.

Otra excelente alternativa es decantarse por colocar un muro verde o muro vegetal. En su diseño no pueden faltar especies rústicas y trepadoras, ni plantas aromáticas como el romero, tomillo o lavanda que, además de ser de hoja perenne, requieren poco riego y aportan color en época de floración.

En Tecgarden te explicamos cómo puedes conseguir el tuyo. Te orientamos y ayudamos a decidir el diseño, los elementos y los materiales idóneos para disponer de una zona ajardinada y libre de preocupaciones.

Sin comentarios

Publicar un comentario