Macetas para bonsáis

Macetas para bonsáis

En nuestro anterior post os explicamos los distintos tipos de Bonsáis que existen. Hoy veremos cuales son las macetas más adecuadas:

La elección de las macetas para bonsáis, debe cumplir una función importante en el desarrollo de la planta. Para ejemplares jóvenes, debemos elegir macetas profundas y espaciosas, que permitan el crecimiento rápido. Para la etapa de poda, elegiremos macetas planas.

Para el cultivo del bonsái debemos considerar una serie de factores como el clima, asoleamiento, riego, la maceta en que se ubique, etc., para lograr el cultivo exitoso.

La elección de las macetas para bonsáis debe satisfacer las necesidades de nuestra planta y tomar en cuenta la etapa de la misma.

Durante las primeras etapas, las necesidades de crecimiento son mayores, por lo que se debe utilizar una maceta que le proporcione espacio y nutrientes para facilitar su crecimiento rápido y fuerte. Por tanto se emplean macetas más profundas que le proporcionan el espacio suficiente para albergar la tierra con nutrientes y permitir el crecimiento apropiado hasta alcanzar el tamaño adecuado para la poda.

Cuando estamos en la etapa de poda, debemos escoger macetas que se adecuen a la forma que se desea obtener. La profundidad de la maceta para este caso debe ser menor que el ancho de la maceta, por tanto nos decantaremos por macetas achatadas.

Las macetas para bonsáis con forma de cascada o semi-cascada, deben ser más profundas, pues intentan reproducir el medio natural donde se crían este tipo de árboles elegidos para bonsáis, por tanto, las macetas profundas, se asemejan más a las condiciones que ofrecen las rocas donde estas especies de árboles crecen. Además, las macetas poco profundas deben ser proporcionales al tamaño de la planta.

 

Macetas para bonsáis

La elección de las macetas para bonsáis, debe cumplir una función importante en el desarrollo de la planta.

 

Elegir macetas para bonsáis:

Los tipos y formas que pueden tener las macetas para bonsáis son muy variados.

Las macetas poco profundas tipo bandejas son más adecuadas para un grupo de bonsáis, ya que permiten apreciar las formas del conjunto mejor.

Las diferentes formas y modelos de macetas, deben coincidir con la imagen que se quiera dar al árbol. De esta forma, la maceta cumple una función importante en el desarrollo del bonsái. Las distintas formas y colores de macetas, dan apoyo al carácter del pequeño árbol. El sentimiento que deseemos transmitir con nuestro bonsái, está facilitado por la elección de la maceta, por ejemplo si queremos transmitir paz, melancolía, alegría, etc.

Las macetas pueden ser ovaladas, angulares, esta elección depende del aspecto de nuestro árbol, más que de una función que deba cumplir. Existen diferentes efectos que podemos darle al conjunto eligiendo macetas de distintos tipos. Por ejemplo. La colocación de macetas con pies, resaltan al bonsái.

El empleo de colores o dibujos, agrega carácter o resalta detalles de nuestra planta. El uso de colores en las macetas, debe armonizar con los colores del bonsái, de lo contrario, lograremos un efecto desagradable o que desdibuje nuestro ejemplar.

 

 

Fuente: www.eljardindejuana.com

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.